by Reece V

Controlando la Ira Infantil: Desarrollando Hábitos Saludables

IMAGE Con frecuencia los berrinches se relacionan con los "terribles dos años," pero rara vez comienzan en el segundo año y al final del tercer año de edad de un niño. Algunos niños nunca tienen un berrinche, mientras otros los siguen teniendo a la edad de cuarenta y cinco años.
Los padres tienen una oportunidad cuando sus hijos son jóvenes para enseñarles formas apropiadas de sobrellevar y expresar la ira . Su respuesta a la ira de su hijo en el transcurso de estos años formativos influirá en gran parte en su capacidad para controlar sus emociones a medida que continúa enfrentando los retos de la vida.

Entendiendo la Ira

La ira es una emoción normal que experimentamos durante todo el transcurso de nuestras vidas. El objetivo no es eliminar la ira sino aprender formas saludables para sobrellevar y expresar esta emoción.
Con frecuencia un bebé comienza expresando momentos de ira después de que llega al mundo. Con un agudo grito, puños volando y una cara roja le hace saber que no está feliz con los cambios de este nuevo mundo. A medida que llega a la edad de caminar, podría usar los berrinches para expresar su ira conforme trabaje desesperadamente para establecer su individualidad e independencia. Los niños en edad preescolar apelan su recién formado vocabulario para expresar su ira con arrebatos tales como "Ya no eres mi amigo" o "Te odio." Aunque estas experiencias no son agradables, son una parte normal del desarrollo en el transcurso de los primeros años del niño.
La experiencia de su hijo con la ira en el transcurso de los primeros 5 a 6 años de vida influirá en gran parte en su capacidad futura para controlar la ira de manera apropiada.

Causa de la Ira

Sin importar la causa, si la expresión de ira del niño es inapropiada o destructiva a otras personas o propiedades, debe ser atendida.
  • Una de las causas más comunes de la ira comienza en los primeros años de vida y continúa durante la edad adulta - no conseguimos lo que queremos. Esto se agrava cuando los niños (y algunas veces los adultos) están cansados o estimulados en exceso. Simplemente no tienen la energía para demostrar control sobre cómo deben expresar sus emociones.
  • Otra causa común de ira para un niño es no estar seguro de los límites. Es normal y saludable para los niños poner a prueba los límites que se les impusieron. Lo hacen para ver si los límites son reales y fidedignos. Como padre demuestra la formalidad al atenerse a los límites. El hecho de dar muestra a los niños que la conducta puesta a prueba es una forma satisfactoria para cumplir demandas. Con los límites claros, los niños pueden ejercer su libertad e independencia tomando elecciones dentro de los límites. No es probable que los niños le pidan que se les impongan reglas, pero las reglas traen orden y seguridad a su mundo incontrolado. Por su puesto, esto hace que sea muy importante que las reglas que usted establezca sean justas y consistentes.
  • Algunos niños usan la ira como un método para llamar la atención. Todos los niños necesitan atención, pero algunos necesitan más que otros y se pondrán furiosos hasta que la reciban. Una vez que descubren que este método obtiene una respuesta, continuarán utilizándola, incluso si la atención es negativa.
  • El temperamento de un niño puede causar que tenga un mal genio. Puede estar jugando felizmente un minuto y al siguiente está gritando con insatisfacción por una infracción menor. Fácilmente se irrita, se frustra con rapidez y reacciona impulsivamente.
  • Los niños aprenden de los valores y comportamientos a los que ellos se exponen. Numerosos estudios han confirmado un vínculo entre la exposición de un niño a la ira incontrolada en la casa, medios de comunicación y comunidad con comportamiento agresivo y algunas veces violento. Cuando los niños observan a los adultos descargar su ira de manera destructiva, son propensos a hacer lo mismo.
  • Las circunstancias que van más allá del control de un niño (tales como el divorcio de sus padres, la muerte de un ser amado, pobreza, enfermedad o abuso sexual o físico) pueden causar ira arraigada que se manifestará en una variedad de formas.

Enseñando Formas Apropiadas para Expresar la Ira

Usted puede enseñarle a su hijo formas apropiadas y aceptables de expresar la ira. Expresar sentimientos y resolver problemas son habilidades que todos los niños necesitan para llevarse bien con el mundo.
  • La mejor manera para enseñarle a sus hijos formas apropiadas para controlar la ira es representando su propia vida como modelo a seguir. ¿Qué es lo que sus hijos observan cuando usted se enfrenta con los problemas, conflictos y estrés? Expresar su propia ira en una forma controlada ayuda a los niños a relacionar la emoción con autocontrol. Por ejemplo, en lugar de gritarle a la computadora cuando no funciona, intente lo siguiente: "Estoy enojado ya que la computadora no está haciendo lo que quiero que haga."
  • Cuando su hijo tenga un arrebato de ira, hágale saber con tranquilidad que necesita tener el control. Por ejemplo, "Entiendo que estés enojado porque no podemos salir a jugar, pero no puedo permitirte que muestres tu ira pateando el muro. En lugar de ello, puedes decirme qué tan enojado estás."
  • Comience estableciendo límites a una edad temprana y refuércelos constantemente. Los niños necesitan consecuencias lógicas y claramente establecidas para sus acciones. Enséñele a su hijo que con expresiones inapropiadas de ira tales como los berrinches, comportamiento destructivo o comentarios odiosos no obtendrá lo que quiere. Muéstrele que el comportamiento negativo no quita la frustración, absuélvalo de la responsabilidad o cambio de expectativas.
  • Sin importar qué tan embarazoso o estresante sea, no se dé por vencido al comportamiento negativo. Es asombroso qué tan rápido aprende un niño que un arrebato de ira puede presionar a sus padres a la sumisión o distraerlos de su preocupación original. Por ejemplo, un niño podría tener un berrinche debido a que su madre le pide que levante sus juguetes. Como resultado, lo envía a su cuarto. Mientras se encuentra ahí, ella decide continuar y levantar los juguetes. Por lo tanto, el niño aprende que el berrinche lo exenta de recoger sus juguetes. Una respuesta más apropiada sería enviarlo a su habitación hasta que esté dispuesto a recoger sus juguetes y después elogiarlo generosamente cuando haya levantado los juguetes.
  • Protéjalos tanto como sea posible de las influencias poderosas tales como la televisión, video juegos, películas y música que demuestre ira incontrolada. Con frecuencia los medios de comunicación muestran a los niños que lastimar a otras personas no tiene consecuencias y que la única manera para resolver el conflicto es con violencia. Esto les muestra a los niños que la violencia es una forma aceptable para expresar la ira. Hable con ellos sobre porqué la violencia no es aceptable.
  • Si un niño ha establecido un hábito para obtener lo que él quiere a través de arrebatos, podría necesitar un incentivo tangible para encargarse del comportamiento. Elógielo cuando establezca un desacuerdo sin recurrir a una "crisis emocional."
  • Si su hijo continúa mostrando signos de intensa ira perdiendo su humor, reaccionando impulsivamente y demostrando comportamiento destructivo, solicite una evaluación exhaustiva con un profesional de salud mental. Los objetivos comunes de tratamiento incluyen control de ira, responsabilidad por las acciones y aceptación de las consecuencias. También es común para el profesional atender a la familia, amigos y asuntos escolares.

RESOURCES

National Youth Violence Prevention Resource Center http://www.safeyouth.org

The New York University Child Study Center http://www.aboutourkids.org

RESOURCES

About Kids Health http://www.aboutkidshealth.ca

Canadian Psychological Association http://www.cpa.ca/cpasite/home.asp

References

Hagglund KJ, Clay DL, Frank RG, et al. Assessing anger expression in children and adolescents. J Pediatr Psychol . 1994 Jun;19(3):291-304.

Modrcin-McCarthy MA, Pullen L, Barnes AF, Alpert J. Childhood anger: so common, yet so misunderstood. J Child Adolesc Psychiatr Nurs . 1998 Apr-Jun;11(2):69-77.

Snyder KV, Kymissis P, Kessler K. Anger management for adolescents: efficacy of brief group therapy. J Am Acad Child Adolesc Psychiatry . 1999 Nov;38(11):1409-16.

Revision Information

Health Library Search

Only show results from the selected categories.











1 Ira: No la contenga lifestyle - mental health

¿Lucha contra la ira? ¿Se descarga con otras personas? Conozca qué puede hacer para lidiar con su ira de una forma más saludable....