by Matheson C

Combatiendo la Fatiga del Periodo

IMAGE En el pasado mes, en el día en que mi periodo comenzó, sufrí algunos calambres, sentí un poco de distensión, me sentí ligeramente irritable y noté un pequeño grano encantador justo a la izquierda del centro de mi frente. En la mayor parte de los días, hacer que todo eso desaparezca (excepto el grano) sería tan fácil como salir a correr. Pero en ese día, ponerle las agujetas a mis tenis fue demasiado difícil. Me sentí exhausta y prepararme para hacer ejercicio pareció increíblemente difícil. Así que evité correr; y no me sentí mejor hasta el siguiente día.

¿Por Qué Me Sentí Tan Cansada?

No pensé mucho sobre por qué me sentí tan cansada para hacer ejercicio ese día, pero si usted ha experimentado algo similar; podría haber una explicación. Un estudio de la University of Adelaide en Australia sugiere que el fenómeno es bastante real y probablemente se relacione con los niveles hormonales, los cuales varían drásticamente durante el curso del ciclo menstrual.
"El ejercicio es lo más difícil de hacer desde aproximadamente tres días antes de comenzar el periodo menstrual hasta la ovulación," dice Leanne Redman, quien reportó resultados de este estudio. "Durante este tiempo, dos de las principales hormonas del ciclo menstrual, estrógeno y progesterona, soy muy bajas."
Redman explica que estas hormonas podrían influir con el metabolismo de energía del cuerpo en el descanso y durante el ejercicio. Investigación sugiere que cuando los niveles hormonales son bajos, las mujeres podrían terminar conteniendo más productos de desecho (tales como ácido láctico y dióxido de carbono) provenientes del consumo metabólico de carbohidratos. "Esto puede contribuir al dolor muscular y fatiga prematura," nota Redman.

Poniendo a Prueba Su Teoría

En el estudio de la University of Adelaide, un grupo de mujeres experimentaron los mismos ejercicios en diferentes puntos durante sus ciclos menstruales. Aunque las mujeres terminaron la misma prueba de ejercicios en ambas fases del ciclo menstrual, la prueba de ejercicios que se llevó a cabo al inicio del mes llevó más tiempo y las mujeres reportaron sentirse más fatigadas física y mentalmente en ese momento," dice Redman.

El Ejercicio Podría Ayudar (Si Usted No Estuviera Tan Cansada)

El hecho de que los niveles hormonales podrían conllevar a dificultad para hacer ejercicio durante el periodo menstrual es desafortunado especialmente debido a que el ejercicio es un remedio tan maravilloso para tratar los síntomas que muchas mujeres experimentan antes y durante sus periodos. "El ejercicio aumenta las endorfinas y puede mejorar su humor, aumentar su metabolismo y ayudar a disminuir la distensión," dice Carol L. Otis, MD, miembro de la American College of Sports Medicine y médico de la Women's Sports Medicine Clinic (parte de la Kerlan-Jobe Clinic) en Los Angeles.
También el ejercicio puede ayudar a calmar los calambres. "No sabemos exactamente porqué, dice la Dra. Otis, "pero evidencia sugiere que tiene un efecto bastante positivo." Debido a que ayuda tratar tantos síntomas, la Dra. Otis recomienda intentar encontrar una forma de hacer ejercicio durante al menos 30 minutos al día (con al menos una sesión más prolongada a la semana) incluso durante su periodo. "Si parece que no puede hacerlo todo a la vez, intente hacer diez minutos de ejercicio en ciertos momentos y después unas cuantas veces durante todo el día," aconseja la Dra. Otis.

¿Qué Hay con Respecto a Su Dieta?

Si la fatiga del periodo en realidad es el resultado de los bajos niveles de estrógeno y progesterona que conllevan al metabolismo deficiente de carbohidratos, entonces limitar su consumo de carbohidratos complejos como pan, pasta, arroz y papas durante su periodo podría ayudar a combatir la fatiga. Redman también sugiere aumentar el consumo de frutas y verduras.
Otras estrategias que la Dra. Otis recomienda para disminuir la distensión y la sensibilidad de las mamas y aumentar la energía incluyen obtener 1,200 miligramos de calcio al día, disminuir el consumo de sal y cafeína y tomar una vitamina de complejo B. Si tiene una vida agotadora, "También podría ayudar programar 20 minutos al día de relajación," agrega la Dra. Otis.

El Medicamento Podría Ayudar

Si usted sigue teniendo síntomas y fatiga severos antes y durante su periodo, incluso después de incorporar cambios de estilo de vida, existen medicamentos que podrían ayudar. Hable con su doctor sobre sus opciones.

Conózcase a Sí Misma

Por su puesto, no todas las mujeres experimentarán dificultad para hacer ejercicio exactamente en el mismo momento de su ciclo menstrual. "Cada mujer mujer experimenta el ciclo menstrual de forma diferente," dice la Dra. Otis. "Cada mujer debe registrar sus síntomas y aprender cómo responder a las fases de su ciclo menstrual." Si usted experimenta dificultad para encontrar la energía para hacer ejercicio, sabrá que existe un motivo - y que puede desarrollar un plan para sobrellevarlo.

RESOURCES

American Congress of Obstetricians and Gynecologists http://www.acog.org

American College of Sports Medicine http://www.acsm.org/

RESOURCES

The Society of Obstetricians and Gynaecologists of Canada http://www.sogc.org/index%5Fe.asp

Women's Health Matters http://www.womenshealthmatters.ca/

References

Redman L. Effects of phase of the menstrual cycle on exercise capacity in young, sedentary women. European College of Sport Science Annual Conference. Athens, Greece; July 2002.

Revision Information

  • Reviewer: Brian P. Randall, MD
  • Review Date: 06/2010
  • Update Date: 06/07/2010

Health Library Search

Only show results from the selected categories.











El sangrado menstrual abundante (también llamado menorragia) es el sangrado menstrual prolongado y/o excesivo en intervalos regulares. Aunque alrededor del 30% de las muj...

La ausencia de un período menstrual se llama amenorrea. Esta afección se divide en dos tipos: La mayoría de las mujeres comienzan a menstruar entre los 9-18 años de edad...